|
|
|
|
Search: 
Latin American Herald Tribune
Venezuela Overview
Venezuelan Embassies & Consulates Around The World
Sites/Blogs about Venezuela
Venezuelan Newspapers
Facts about Venezuela
Venezuela Tourism
Embassies in Caracas

Colombia Overview
Colombian Embassies & Consulates Around the World
Government Links
Embassies in Bogota
Media
Sites/Blogs about Colombia
Educational Institutions

Stocks

Commodities
Crude Oil
US Gasoline Prices
Natural Gas
Gold
Silver
Copper

Euro
UK Pound
Australia Dollar
Canada Dollar
Brazil Real
Mexico Peso
India Rupee

Antigua & Barbuda
Aruba
Barbados
Cayman Islands
Cuba
Curacao
Dominica

Grenada
Haiti
Jamaica
Saint Kitts and Nevis
Saint Lucia
Saint Vincent and the Grenadines

Belize
Costa Rica
El Salvador
Honduras
Nicaragua
Panama

Bahamas
Bermuda
Mexico

Argentina
Brazil
Chile
Guyana
Paraguay
Peru
Uruguay

What's New at LAHT?
Follow Us On Facebook
Follow Us On Twitter
Most Viewed on the Web
Popular on Twitter
Receive Our Daily Headlines


  HOME | Opinion (Click here for more)

VenEconomía: Puntos de Quiebre

Por los Editores de VenEconomía

La aplanadora castrocomunista logró llevar a un punto de quiebre a Venezuela, no sólo en lo institucional, económico y social sino también en lo ético y moral.

Desde el principio de estos tres rojos lustros, toda institucionalidad de la era democrática fue destruida, corrompida, secuestrada y puesta al servicio de un proyecto ajeno a una República, libre, democrática, con Estado de Derecho y en un sistema de justicia.

Mientras este asalto institucional se ejecutaba, el régimen también asumió el control de un gran número de empresas privadas productivas mientras acosaba a los restantes con un extraordinario número de obstáculos, incluyendo los controles, fiscalizaciones y penalizaciones desde diferentes frentes gubernamentales.

Para tragedia de los venezolanos, esta estatización del sector productivo, en vez de lograr la soberanía alimentaria y el desarrollo agroindustrial, sólo ha llevado, por un lado, al quiebre de las industrias públicas, a la devastación del sector agrícola y pecuario debido a la politización de la gerencia y a una corrupta administración; y por otro, a depender en alto grado de las importaciones para satisfacer la demanda de la mayor parte de productos y bienes. Importaciones estas que vienen dependiendo del reparto racionado, discrecional y opaco de las divisas que “administra” el gobierno.

Los resultados de estas nefastas políticas saltaron a la vista cuando el gasto del gobierno comenzó desde hace ya varios años a superar el ingreso devenido por renta petrolera y por vía impositiva. El explosivo cóctel de escasez e inflación no se hizo esperar.

El Ejecutivo Nacional, negado a reconocer el fracaso del modelo de país que busca imponer y ante su incapacidad para buscar salidas a la crisis económica y social, ahora sólo se le ocurre acusar de la misma al golpeado sector privado, que aún sobrevive. Esta vez, dentro de su combate a una ficticia “guerra económica” emprendió una nueva ofensiva contra el último eslabón de la cadena productiva: El sector comercial.

Este sector ha sido puesto desde hace años entre la espada y la pared, entre otras cosas, por la promulgación de una Ley contra la especulación, el acaparamiento y la usura, de otra llamada Ley de Costos y Precios Justos, y con el puño de la Ley de Ilícitos Cambiarios que puso a los comerciantes al filo de la navaja, ya que éstos cada vez más deben recurrir al mercado externo para abastecerse y dependen para ello de una divisa escasa que tarda en llegar o de una adquirida riesgosamente en el mercado prohibido. Este trío de leyes castiga con fuertes multas, decomisos, confiscaciones y prisión.

Y como si esto no fuera suficiente, Nicolás Maduro, con un discurso encendido y peyorativo, ahora somete al sector comercio al escarnio público y pone en riesgo la seguridad de personas y bienes.

Ejemplo de ellos son las “inspecciones” que se están llevando a cabo a distribuidores de electrodomésticos, juguetes, ropa de damas y caballeros, calzados y artículos del hogar, donde los entes fiscalizadores convertidos en investigadores, jueces y verdugos atentan contra toda legalidad. Si estos empresarios cometieron delito, la legislación “bolivariana” indica claramente los procedimientos a seguir, los cuales no contemplan el llamado a saqueo ni el asalto a los comercios.

Pero lo acontecido este fin de semana en las tiendas DAKA y JVG, y lo que eventualmente podría suceder en otros comercios y almacenes de seguir la escalada anunciada de las fiscalizaciones, que juzgan y condenan a la vez, crea un nefasto precedente no sólo para la inversión y sistema de justicia, sino para la moral del ciudadano.

Con estos actos el gobierno se está utilizando a la población como un escudo para la ofensiva económica, convirtiendo a grupos de venezolanos en saqueadores de oficio y generando un quiebre moral colectivo, incitar que se tome lo ajeno impunemente, si se acusa a quien se roba de ser un ladrón.

Este quiebre moral viene siendo inducido por los revolucionarios desde que Hugo Chávez, al inicio de su mandato, justificó que el robar para comer no era delito. Ha sido sostenido durante las confiscaciones de tierras y empresas, continuado con las invasiones de terrenos urbanos y edificios de la mano de alcaldes y concejales del oficialismo, y rematado este fin de semana, cuando Maduro, justificando lo injustificable pregunta ¿quién es el saqueador? ¿Quién saquea a quién?

Respuesta: Saquea quien usa el erario público para su usufructo personal y saqueadores son los que entran en propiedad privada por la fuerza y toman sin contrapago lo que no es suyo, así como también son saqueadores quienes han dejado sin reservas económicas y morales a Venezuela.

VenEconomía, empresa dedicada desde 1982 al estudio y análisis del acontecer nacional, es hoy día la principal casa editora de publicaciones especializadas en el ámbito de los negocios en Venezuela.

Click here to read this in English

Enter your email address to subscribe to free headlines (and great cartoons so every email has a happy ending!) from the Latin American Herald Tribune:




 

Enter your email address to subscribe to free headlines (and great cartoons so every email has a happy ending!) from the Latin American Herald Tribune:

 

Copyright Latin American Herald Tribune - 2005-2015 © All rights reserved